domingo, 6 de octubre de 2013

Susúrrame al oído.

Dejaré el teléfono, descolgado por si me llaman
no atender a la llamada y estar en tu llamarada.
De amar, nada me gusta más que el vértigo y lo quiero ver contigo...

Al contacto con tu piel mi tacto se vuelve eléctrico.
Tanto tiempo, mirando sin tocarte...
que hoy cierro los ojos y ya puedo imaginarte

verte es lo de menos cuando te tengo entre manos
y los mimos son lo mínimo que damos.
¿A que hora quedamos?

Béseme, no se lo piense dos veces..
verá que bien se siente,
que no cese este suspense.

Béseme, cada vez como quien nunca ha besado,
como la primera vez que lo hiciste,
¿lo has olvidado?

Te desenvuelvo como un regalo,
como un bombón que se derrite con el tacto de mis labios
noto tu corazón que late, fuerte...
Y tu que estabas hecha del más fuerte chocolate.

Cojo cada curva de tu cuerpo a 120
y tu cintura de sesenta me hace frenar de repente.

Me siento como goma de neumático,
con este amor platónico, pletórico y romántico.

En los labios, se concentra el tacto,
oigo tu tictac pero contigo el tiempo se me torna abstracto.

Paso mis dedos como un pincel por tus caderas
y parece que te tiñas de colores de acuarela.

Gracias al amor... todo esto lo siento el doble
Porque todo es más bonito si esta escrito con tu nombre

¿sabes? no solo es química..


Shinoflow

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por leerme y dejarme un trocito de vosotros mismos, es algo que me encanta.