lunes, 17 de septiembre de 2012

Extraño recuerdo.



Sábado, ocho de la tarde, ya necesitaba hablar con ella. Quizá sea una tontería, pero nadie como ella para calmarme. Un día entero dándole vueltas a la cabeza sin parar y de pronto por fin ella... con solo una frase consigue hacerme entrar en razón. Porque no hay nada de que preocuparse, las personas sensatas no se preocupan por cosas que todavía no saben si están sucediendo, no se alteran por un quizás, & aunque eso ya lo sabía, necesitaba escucharlo de su boca. Porque al fin y al cabo no es lo que dice, sino como lo dice & lo que para mí significa que lo diga. Ya son muchos años tras sus pasos, mucho tiempo siguiendo sus consejos, pensando que en un futuro quiero parecerme a ella, ser esa persona capaz de hacerte reír mientras lloras, estar ahí en las buenas pero también en las malas, enseñando valores, mostrando el camino a seguir...

Porque madre no hay más que una,,
& me alegro de que seas tú..

¿La ves? Es aquella, la más guapa, la que sonríe..

#ErasmusTime

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por leerme y dejarme un trocito de vosotros mismos, es algo que me encanta.