lunes, 3 de septiembre de 2012

Avanzando.

Todo comenzó como un día cualquiera, pero las elecciones y decisiones de ese día me llevaron a verte de una vez por todas. Estaba nerviosa y temiendo romper a llorar en cuanto te viese, pero lo cierto es que me sorprendió la sensación de paz y tranquilidad que se me quedó en el cuerpo. Es extraño como el hecho de "verte" me ha dejado más tranquila. Seguiré echándote de menos todos los días de mi vida, pero ahora siento que estás bien y en paz. El porqué de este nuevo sentimiento no lo sé, pero sí puedo asegurar que es reconfortante y que aunque todavía se me hace un nudo en el estómago de vez en cuando al pensar que no volverás, también sé que esto es lo mejor para ti y que tarde o temprano, de alguna forma u otra, nos volveremos a encontrar. Y en ese momento te daré un abrazo superenorme, ¡no lo dudes!

#Ojalá siguieses a mi lado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por leerme y dejarme un trocito de vosotros mismos, es algo que me encanta.