viernes, 26 de octubre de 2012

Cuarenta.

Según dicen después de más de tres años la magia debería haberse acabado, pero por mucho que la gente se empeñe en afirmar que es algo químico y que se acaba, yo sigo volviéndome loca cada vez que me susurras al oído. Al fin y al cabo mis noches no serían mágicas si tus besos no las adornasen de emociones, ni mis despertares serían tan alegres sin desearte los buenos días. Tal vez sean tonterías y la gente no lo entienda, pero son nuestras tonterías y nuestras vidas son un poco más felices por cosas tan estúpidas como pasar los fines de semana a tu lado o recibir cada día mi beso buenas noches. Yo creo que llegados a este punto ya no sería capaz de seguir adelante sin esos pequeños detalles y es que sin ti este último año no hubiese hecho más que hundirme una y otra vez, pero siempre que lo he necesitado he encontrado tu brazo para conseguir salir adelante. Has estado en los momentos más difíciles para mí y has sabido ayudarme a afrontarlos, dándome empujones cuando ha sido necesario y es por cosas así por lo que te quiero y valoro tanto.  

Un mes más lleno mi entrada del blog de cursiladas para que sepas todo lo que te quiero, tal vez sea estúpido y muchos crean que es una tontería enorme, pero yo sé que a ti te gusta y eso es lo único que me importa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por leerme y dejarme un trocito de vosotros mismos, es algo que me encanta.