martes, 11 de diciembre de 2012

¿Y ahora que?

Una mañana te despiertas y empiezas a darle vueltas a la cabeza ¿cómo has llegado hasta aquí? ¿cómo ha cambiado todo tan radicalmente en tan poco tiempo? ¿es esto realmente lo que querías? Una a una mil preguntas se agolpan en tu cabeza, preguntas sin respuesta, preguntas que se podrían responder con dependes o respuestas sin conclusión alguna. Hoy ha sido una de esas mañanas. En un primer momento todas las respuestas que venían a mi mente eran negativas, basadas en recuerdos nostálgicos y las ganas de volver al pasado, pero a lo largo de la mañana se han ido tornando más positivas hasta conseguir convencerme a mí misma de que si estoy aquí ha sido por las decisiones que yo misma he tomado. Tal vez no todas las decisiones fuesen de lo más acertadas, tal vez haya perdido a gente importante en el camino o tal vez si se han ido era porque no me consideraban importante. Pero el caso es que los que se van quedando a mi lado son los que van conformando mi día a día y de ellos no me puedo quejar, porque al fin y al cabo son los que me aguantan y me apoyan cuando más lo necesito. Quizá haya días en los que extrañe momentos de mi vida pasados, pero no tanto por la gente que había en ellos, sino por mi forma de vivir aquel momento. Lo que demuestra que si busco un cambio en mi vida tiene que salir de mi misma, tengo que esforzarme y no esperar que los demás me lo den todo hecho. 

Si hubiese escrito esta entrada cuando me levanté hubiese sido muy diferente, estaría llena de palabras tristes y añoranzas, lo cual demuestra lo inconstante que soy en cuanto a mis cambios de humor. Así que cuando esté mal y vea todo oscuro darme tiempo, es lo único que necesito para poder ver el sol brillar de nuevo. 

6 comentarios:

  1. Yo soy igual que tú, mis emociones son súper inestables y en un momento puedo ver las cosas negrísimas y al siguiente ser todo lo contrario. Si algo he ido aprendiendo es que debemos quedarnos con las cosas buenas que tenemos y dejar ir las malas. Si te gustaba tu manera de ser en el pasado más que tu manera de ser en el presente simplemente vuelve a ser como eras, si una vez pudiste ahora no va a ser menos. Mucho ánimo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya intento serlo, pero a veces las compañías también influyen un poquito :)

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Pues preferiría que tus días fuesen felices 100% ;)

      Eliminar
  3. Sabes? Lo realmente importante es que valores a las personas que se quedan a tu lado, las personas que te hacen reir dia a dia, que te demuestran que la amistad vale la pena. Porque la vida esta para vivirla y valorarla y tu te mereces vivirla al maximo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que VOSOTROS sois mi vida, sin vosotros poco importaría el resto porque nada tendría sentido. Con el paso de los años la vida te enseña que si estás solo no tienes nada ;) Y yo puedo presumir de rodearme de gente estupenda, gente como tú pequeña :P

      Eliminar

Gracias por leerme y dejarme un trocito de vosotros mismos, es algo que me encanta.