martes, 26 de junio de 2012

Tres.

# En este gran caos en el que se ha convertido recientemente mi mundo tú eres la calma que tanto necesito. 

Todavía sigo deseando que estos tres años sean solo el principio de algo mucho más grande, porque tú me haces un poquito más feliz y no quiero dejar de sentir esa sensación de despertarme los findes por la mañana y verte ahí a mi lado, como si el mundo se hubiese parado y solo estuviésemos tú y yo. Sé que algún día ese será nuestro día a día y créeme cuando digo que la espera me está matando. 
Y es que adoro tus sonrisas por encima de todas las cosas y tus abrazos siguen siendo mi refugio favorito :) Así que... ¿por qué cambiar lo que más me gusta de este mundo? Si tú me lo permites seguiré a tu lado cada día de mi vida hasta que me falten las fuerzas, adornaré el camino que nos queda por recorrer con sonrisas de colores y besos de sabores, te ayudaré a comerte el mundo cuando parezca que ya no puedes con más y seré quien te arrope cada noche para sueñes todo lo que todavía nos queda por hacer. Prometo evitar tus caídas aunque eso suponga algún que otro tropiezo para mí y ten claro que nunca te encontrarás solo si decides contar conmigo. Si sigues conmigo tal vez tengas que aguantarme en mis peores momentos, pero disfrutarás de mis mejores días y serás dueño de mis mejores noches, ¿te arriesgas? 

Un te quiero se queda corto a la hora de describir todo lo que siento por ti... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por leerme y dejarme un trocito de vosotros mismos, es algo que me encanta.